Los siguientes consejos le ayudarán a ajustar su bicicleta y mejorar su postura de conducción para evitar bamboleos de velocidad o golpes de tanque. También he incluido instrucciones sobre cómo responder en el momento, para que pueda equilibrar la bicicleta y reanudar un viaje seguro y cómodo.

1. Evite las reacciones de pánico

Los golpes de tanques pueden ocurrir tanto a baja velocidad como a máxima velocidad. Sin embargo, cualquier forma de pánico cuando esto ocurre no ayuda a mejorar la situación. Siempre que experimente esto, si sus manos estaban fuera del mango, vuelva a colocarlas suavemente. Sin embargo, si esto hubiera ocurrido con las manos en el mango, evite la tentación de agarrar el manillar con más fuerza, ya que esto solo empeorará la situación.

Además, debes descansar cualquier tentación de saltar de la bicicleta. Solo puede hacer que esta tentación se desvanezca manteniendo la calma, evitando golpear cualquier obstáculo y manteniendo los pies y las rodillas sujetos al chasis. Por mucho que esto no sea muy efectivo si la bicicleta sigue acelerando en una carretera empinada con más curvas, mantener la calma y no intentar forzar la parada de la bicicleta te ayudará a lograr una gran maniobra.

Sin embargo, la situación debería mejorar y no repetirse. Si este tipo de oscilación de la velocidad se vuelve más frecuente, es posible que deba contratar a un experto en motocicletas para evaluar el estado de salud de la bicicleta.

2. Realice el mantenimiento regular de la motocicleta

Se producirá una gran cantidad de golpes en el tanque como resultado de un mantenimiento deficiente de la bicicleta. Asegúrese de que la presión de los neumáticos sea óptima, que las ruedas estén suficientemente equilibradas y alineadas, que las horquillas tengan un mantenimiento adecuado y que no tengan fugas y que los cojinetes de la cabeza estén en buenas condiciones.

De acuerdo con esto, como pasajero, debe asegurarse de llevar las herramientas adecuadas (aff enlace de Amazon) en cada viaje para asegurarse de que puede corregir algunos de estos problemas cuando ocurren en la carretera.

Además, asegúrese de que la suspensión de la bicicleta esté correctamente ajustada para adaptarse a su estilo de conducción y su peso. Si sucede que el rebote de la horquilla es demasiado rápido, lo más probable es que la rueda delantera rebote, lo que tiene más posibilidades de provocar un bamboleo.

Algunos ajustes urgentes a realizar incluyen:

  • Monitoree y ajuste la presión de los neumáticos: se ha descubierto que la presión de los neumáticos es la principal causa probable de fluctuaciones de velocidad en la carretera.
  • Apriete las tuercas sueltas: las tuercas sueltas, especialmente en la horquilla, pueden provocar que el tanque se golpee de forma recurrente independientemente de la velocidad.
  • Lubricación adecuada: la junta de la horquilla seca o los cojinetes de las ruedas son particularmente peligrosos para la bicicleta y para el ciclista, así que asegúrese de lubricarlos antes de conducir.

3. Corrija su postura de conducción

Una buena postura de conducción crea una transmisión equilibrada del peso. Esto ayuda a prevenir el bamboleo y los golpes del tanque. Algunos problemas posturales comunes incluyen:

  • sujetar los manillares demasiado apretados, lo que ejerce más peso sobre el manillar
  • sosteniendo el tanque firmemente con las rodillas

Todos los ciclistas entienden que siempre es necesario empujar o tirar a ambos lados del manillar. Por lo general, estos son necesarios para ayudar a controlar la dirección y mantener la motocicleta alineada adecuadamente. Sin embargo, pocos motociclistas entienden cómo controlar mejor una motocicleta que ya está sufriendo un golpe en el tanque. Cuando esto ocurre, es aconsejable que relaje la presión sobre el manillar sujetándolo ligeramente y permitiendo que la presión se asiente.

Si es nuevo en esto, incline su cuerpo hacia adelante, coloque sus pies correctamente en los pedales y deje que el chasis se ocupe de la amortiguación. Esta postura es la mejor manera de lidiar con los bamboleos de velocidad, ya que el peso de su cuerpo ejerce suficiente presión sobre la rueda delantera, haciéndola más pesada y menos resonante. Solo recuerde no agarrar con fuerza las manijas, ya que hacerlo puede ejercer una presión indebida en la rueda delantera y hacer que el problema empeore.

Esta postura inclinada mejora con razón la aerodinámica de la motocicleta, reduce la presión sobre la suspensión de la bicicleta y hace que la rueda delantera sea más estable. Como resultado, la bicicleta tiene menos posibilidades de tambalearse, especialmente cuando corres a alta velocidad.

4. Amortiguador de dirección


Todas las bicicletas deportivas modernas vienen con un equipo conocido como amortiguador de dirección. Sin embargo, un buen número de motos naked más antiguas, motos deportivas e incluso cruceros no lo tienen.

Básicamente, se trata de un pequeño amortiguador hidráulico que reduce la tendencia a bamboleo de una motocicleta al «amortiguar» la dirección. Al agregar más resistencia a la dirección, el amortiguador de dirección lo hace sentir más pesado y mejora la respuesta al golpe de dirección.

Por otro lado, en lugar de amortiguadores de dirección, algunos fabricantes de motocicletas como Honda prefieren utilizar estabilizadores de dirección electrónicos. Los estabilizadores de dirección electrónicos (aff. Amazon link) son más eficientes tanto para viajes de baja como de alta velocidad.

5. Mejore su habilidad para conducir

Recuerde que su seguridad como ciclista comienza con comprender el equilibrio de la dirección. Recuerde no luchar contra el bamboleo cuando se produzca, es decir, en caso de que su motocicleta no tenga amortiguador. Esto se debe a que cualquier intento de oponerse al efecto solo lo empeora en lugar de resolver el problema.

Si se encuentra en este dilema, simplemente mantenga el acelerador en la misma posición, sujete el manubrio ligeramente y observe cómo la motocicleta vuelve a alinearse.

No se recomiendan los descansos, ya que solo aumentarán el golpe del tanque. La desaceleración repentina es igualmente una mala práctica para contrarrestar el bamboleo. Así que evite soltar el acelerador mientras se mantiene alejado de los descansos.

6. Cambie de marcha suavemente

La conducción suave implica mucho más que controlar la dirección de una motocicleta. Haga que su conducción sea lo más suave posible cambiando de marcha de manera menos agresiva y evitando las sacudidas de la motocicleta que es más probable que ocurran con cada cambio de marcha. Es probable que en estas ocasiones la bicicleta caiga en una trampa de bamboleo.

7. Reclinarse más

Además, también se producen oscilaciones a baja velocidad. Los slappers de baja velocidad se pueden evitar inclinándose hacia atrás y acelerando un poco. De esta manera, puede recuperar la estabilidad con la bicicleta y volver a alinear la rueda delantera. Al inclinarse hacia atrás, devuelve el peso a la rueda trasera, aplica más presión sobre la dirección y presiona el neumático delantero.

8. Mantenga ambas manos en el manillar

Si está desacelerando y solo tiene una mano en el manillar, también es más probable que experimente un golpe en el tanque. Sin embargo, estos no son tan salvajes y se pueden corregir fácilmente sosteniendo ligeramente la dirección con ambas manos y agregando un poco más de aceleración. Por lo general, estos son posibles indicios de que la suspensión está desgastada, la presión de la llanta delantera es baja, los cojinetes de la dirección están desgastados, demasiado apretados o incluso flojos y que la llanta delantera está desgastada de manera desigual.

Puede corregir esto fácilmente ajustando la presión de los neumáticos, reparando el desgaste, verificando los juegos del manillar en busca de cojinetes desgastados o sueltos. Si el problema es demasiado grave, contrate a un mecánico profesional para que realice las reparaciones necesarias.

9. Búsqueda de vehículos

Es posible que haya comprado una motocicleta de segunda mano y no esté completamente actualizado sobre el historial de la bicicleta. Hay una serie de motocicletas que son propensas a sufrir accidentes debido a los golpes regulares del tanque. Esta información suele estar disponible y se puede acceder a ella mediante una búsqueda de vehículos. Por lo tanto, es recomendable que realice una búsqueda del vehículo antes de comprar y conducir una motocicleta de segunda mano para estar al tanto de problemas mecánicos graves.

10. Controles regulares

Además, debe hacer que un profesional revise su motocicleta con regularidad. Esto debe hacerse para confirmar que las partes clave de la bicicleta están en buenas condiciones de funcionamiento. Esta es la única forma en que estará en condiciones de reducir las posibilidades de experimentar repetidos bamboleos de velocidad peligrosos.