El suizo Arnaud Tonus pone fin a su exitosa carrera como piloto de motocross

Arnaud Tonus ya no correrá en el mundo de motocross el próximo año. El suizo acaba de anunciar que pone punto y final a su carrera deportiva, tras una última temporada mundial (MXGP) con el equipo privado suizo Tissot-Hostettler Yamaha junto a otro suizo muy conocido por los aficionados al motocross, Valentin Guillod. “Mastic”, como apodan sus amigos Arnaud Tonus (también “Nono”), ya no nos obsequiará con sus salidas de cañón o sus carreras donde los giros y vueltas se suceden.

Ahora con 30 años, el ginebrino tuvo que decidir ignorar el último Gran Premio de la temporada 2021, porque aún sufría las consecuencias de una colisión con otro piloto. Nada roto, por una vez, sufrió muchas lesiones, desafortunadamente, durante su larga y exitosa carrera, pero demasiado para esperar un resultado decente. Lo cual es a su favor.

Nacido en junio de 1991, Arnaud también es hijo de un ex piloto de motocross, Charly Tonus. El pequeño Tonus se destacará muy rápidamente como piloto. Es varias veces campeón de Francia y Suiza en la categoría 65, luego en 85 cm3, luego en 125 y finalmente en la categoría MX2. Fue en 2009 que dio el paso al escenario mundial, todavía en la categoría MX2, con un equipo Kawasaki. Luego continuó progresando, con un puesto 16 final en su primer año, luego al año siguiente un séptimo lugar y un podio, luego en 2011 un quinto puesto final acompañado por el título de campeón de Inglaterra y por un segundo lugar en Ginebra. Supercross.

Desafortunadamente para él, en 2012 se lesionó y no pudo participar en toda la temporada del MX2 World. Arnaud continuará el año siguiente, y reanudará su marcha hacia adelante, para hacerse con un sexto lugar en el campeonato en 2014. Poco después, decidió ir a probar suerte en los Estados Unidos, la tierra del motocross y el supercross. Siempre con Kawasaki. Pero su primera temporada oficial, en 2015, se topó con un obstáculo, esta vez de salud. En forma de fatiga crónica, pronto se diagnostica como debida a un virus. ¡El mismo que afectará varios años después a su compatriota Jeremy Seewer en MXGP!

Y en 2016, Arnaud Tonus tomó la decisión de regresar a Europa y participar en el mundo del motocross, pero esta vez en la categoría reina del 450, el MXGP. Para su primera experiencia en este campeonato, logró terminar 12º, dentro del equipo privado Wilvo Yamaha. Y en 2017, consiguió su primer podio en esta categoría, en Pietramurata, y luego ganó su primera ronda … ¡en el Gran Premio de Suiza, en Frauenfeld! Desafortunadamente, cayó en la segunda manga, fue literalmente atropellado por un competidor y tuvo que suspender su temporada para siempre debido a una gran lesión en el hombro.

Herlings ganaArnaud Tonus en el Gran Premio de Suiza, en Frauenfeld, en 2017. Allí ganó la primera ronda. Antes de lesionarse tras una caída desnuda de un competidor.

Luego estará ausente durante largas semanas de los senderos de campo traviesa. De hecho casi hasta final de temporada, ya que apenas hará acto de presencia en el último GP, en Francia, donde ocupará el 7º puesto. Tendrá aún menos suerte para la temporada 2018. Justo antes del inicio del campeonato mundial, se lesiona al caer en una carrera de preparación en Lacapelle, Francia. Y el piloto de Yamaha no toma medidas a medias, al “tener éxito” en una dislocación externa del hombro. Esta nueva lesión, más consecuente, le mantendrá alejado de los circuitos durante todo el año. Ni siquiera podrá participar en el motocross de Nations al final de la temporada. “Se tuvo que reconstruir todo el arcén”, recuerda Arnaud Tonus. El médico no podía garantizar que pudiera volver a hacer motocross. Fue un gran desafío. “Pero las habilidades físicas regresaron gradualmente. Y su equipo no usó este giro del destino como pretexto para cortar lazos con su conductor, sino que lo apoyó.

Y en 2019, el ginebrino regresó a la carrera, literalmente, esta vez como miembro del equipo oficial de fábrica de Yamaha, al mismo tiempo que otro suizo, y no menos importante, el doble vicecampeón (MX2 y MXGP) Jeremy Seewer. y al mismo tiempo un piloto francés que se ha hecho amigo de Arnaud, el Savoyard Gaultier Paulin.

TonoEn 2019, Arnaud Tonus consiguió varios podios consecutivos, incluido uno en Semarang, Indonesia. Y terminó quinto en el campeonato, dentro del equipo Wilvo Yamaha.

Y si tuvo un poco de dificultad para moverse durante las rondas del primer GP, en Argentina, Arnaud luego tuvo un recorrido absolutamente impresionante, subiendo varias veces al podio: en Agueda, Portugal, con un tercer lugar en cada una de las dos carreras, luego en St-Jean d’Angely, en Francia, con un segundo puesto en todo el Gran Premio, y lo mismo unos días después en Rusia, ¡en Orlyonok! Luego, al tomar un tercer lugar en Kegums, en Letonia, un segundo en Teutschenthal en Alemania, un segundo en Semarang, en Indonesia, más aún entre los 10 primeros en el GP que siguió … para terminar lesionándose la mano en el Gran Premio de Turquía. , el penúltimo del campeonato.

Desafortunadamente, esto le impedirá participar en la edición 2019 del Motocross of Nations, en las arenas de Assen, Holanda. ¡Pero no para recoger el quinto lugar final del campeonato mundial de 2019!

TonoArnaud Tonus antes del inicio del Grand Prix du Trentin, en 2020.

Luego llegó la primera temporada de MXGP bajo el signo de la pandemia Covid-19, que comenzó a finales de año, y donde los promotores del campeonato mundial adoptaron el formato de varios Grandes Premios seguidos uno de otro con solo unos días de diferencia, el la misma pista (pero no siempre con el mismo diseño). Arnaud tuvo algunas dificultades, cayó y tuvo que saltarse varios Grandes Premios seguidos, antes de regresar después de la mitad de la temporada. Su mejor resultado fue dos sextos puestos, en el Gran Premio de Lommel, Bélgica, y en el Gran Premio de Garda en Arco di Trento.

Buenos resultados en el Motocross des Nations

Mismo escenario en 2021, con un detalle que no es un detalle: el suizo ya no formaba parte del equipo de fábrica de Yamaha, sino del equipo privado Hostettler-Yamaha, financiado en gran parte por el importador suizo de la marca japonesa. Junto a otro piloto suizo, Valentin Guillod. Arnaud Tonus ha sufrido varias conmociones cerebrales por caídas este año y se ha perdido varios Grandes Premios. Finalmente resolvió no correr en los últimos tres eventos en Italia. Pero, por otro lado, lo hizo muy bien en el Motocross des Nations, que tuvo lugar en Mantova, Italia, antes del final de la temporada, lo que es inusual y, por supuesto, debe figurar entre los efectos perturbadores de la pandemia. El número 4, que para la ocasión lució el dorsal 31 en su equipo suizo, logró hacer el hueco de la primera carrera, que unió las categorías MXGP y MX2, y terminó esa carrera en cuarta posición (leer nuestro informe).

TonoArnaud Tonus (número 31) haciendo el hueco en la primera carrera (MXGP + MX2) en el Motocross des Nations 2021, en Mantova.

“Lo que me hizo decidir dejarlo es el resultado de varias cosas, es un todo”, explica el conductor de Ginebra. En primer lugar, está el hecho de que por primera vez puedo imaginar mi vida sin la bicicleta, sin la competencia. Es nuevo. Llevo en moto desde los cuatro años y siempre me ha apasionado, también el rendimiento, pero me doy cuenta de que he encontrado un nuevo equilibrio, ya no dependo de la moto. Puedo pensar en otra cosa … también están las muchas lesiones. De hecho especialmente el hecho de que me caí mucho de cabeza. Conmociones cerebrales, ¡tuve muchas! Y eso te hace pensar. “

Admite que a finales de 2019 ya había pensado en parar todo. “No pude más. No estaba seguro de querer volver a la pelea. Porque eso es el motocross a este nivel. Pero hubo una dinámica positiva que se apoderó de mí, ¡y continué! “Admite estar muy feliz de haber podido vivir toda esta aventura, desde sus inicios como niño hasta lo más alto del mundo en la disciplina. ¡En 2019, terminó en quinto lugar en el MXGP!

Tonus también piloto de supercross

También es uno de los pocos pilotos del mundo que ha corrido mucho en Supercross. Particularmente en Ginebra, por supuesto. “Había una categoría para mini y juniors, pude aprovecharla”, recuerda con lo que uno imagina que es una pequeña sonrisa en la comisura de los labios (la entrevista se realiza por teléfono, sin foto). Para él, esta disciplina aporta algo diferente, permite profundizar quizás más en la técnica del pilotaje. Y lo dice, esta experiencia le sirvió en la carrera.

Hoy, el piloto y el hombre aún no tienen un plan bien definido para lo que seguirá. Lo cierto es que Arnaud seguirá montando una moto de motocross, por diversión. No es imposible que se encuentre de vez en cuando en el sendero Bullet, en el cantón de Vaud. ¡Pero no te hemos dicho nada!

Fotos: Jey Crunch, DR