Los hermanos Suchet y el equipo Nacional de Motos 3er Superstock en las 24 Horas de Le Mans

La Honda del equipo francés National Motos venció el año pasado en las 24 Horas de Motos de Le Mans, en la categoría Superstock (motos poco modificadas respecto a los modelos de producción, lee nuestro reportaje) y vuelve al podio en la edición 2022 de la famosa carrera de resistencia, la primera reunión del año para los equipos inscritos en el campeonato mundial. Y como National Motos ha ingresado a los dos Vaudois Sébastien (¡piloto de actumoto.ch!) y Valentin Suchet esta temporada, ¡eso hace que dos suizos estén en el podio final!

El procedimiento típico de salida para una carrera de resistencia. Era la Yamaha número 7 (YART) la que había conseguido la pole el día anterior.

La carrera comenzó bajo el sol, y ante un numeroso público (unas 62.000 personas durante todo el evento). Pero también con dramatismo, cuando el británico Bradley Smith, expiloto de GP e integrante del equipo francés Moto Ain (Yamaha, número 96), uno de los posibles aspirantes al podio de estas 24 Horas de Le Mans, se marchaba en un De manera calamitosa, cruzó la mitad de la pista sin prestar atención a los últimos pilotos que aceleraban tras la salida. Fue golpeado por uno de ellos, Christophe Seigneur del equipo superstock del mismo nombre (BMW). Este último logró volver a boxes a pie, pero Smith, cuya moto quedó muy dañada en la parte trasera, siguió unos metros, su máquina derramó líquidos, y acabó resbalando y cayendo, obviamente ya no llegaba a levantarse. Fue llevado al centro médico para controles. Resultó que no sufrió ninguna lesión grave, según la dirección de la carrera. Pero no pudo reanudar la carrera. Y su equipo (categoría EWC, máquina muy modificada) acabó decidiendo, con el corazón apesadumbrado, tirar la toalla.

Pero la Yamaha número 7 no quiso arrancar en el momento clave. El actual campeón del mundo Suzuki número uno de SERT y Honda número 5 de FCC TSR tuvieron el mejor comienzo. También están muy bien situadas la BMW oficial (número 37), la Yamaha número 333 del equipo Viltaïs y la Ducati número 6 del equipo ERC. La Yamaha número 96 de Moto Ain, por otro lado, también está luchando para arrancar y pronto estará en el centro de una tragedia, golpeada por la parte trasera por BMW número 74.

La dupla formada por la moto oficial del equipo Suzuki-Yoshimura, la SERT (número 1, vigente campeona), tuvo un comienzo mucho mejor, con el británico Gregg Black al manillar. ¡Un Gregg Black que, sin embargo, se había fracturado un talón durante las pruebas previas a Mans, unas semanas antes de la carrera! Inmediatamente fue seguido de cerca por Mike Di Meglio, conduciendo el Honda número 5 (equipo FCC TSR, EWC). En cuanto al YART (Yamaha oficial, número 7, EWC), autor de una deslumbrante pole position (tiempo promedio de 1:35.080), se encontró en lo más bajo del grupo de 50 pilotos restantes, porque su R1 tomó un tiempo enorme. ¡para comenzar! Recuerda que las carreras de resistencia comienzan con las motos, con el motor apagado, en un lado de la pista y los pilotos en el otro. Los ciclistas deben correr hacia su máquina y arrancarla antes de que puedan salir a la pista.

El incidente entre las motos de los equipos Lord y Moto Ain tuvo como consecuencia lógica la salida de los Safety Cars, coches que supervisan a los pilotos en pista hasta que el accidente y sus consecuencias dejan de ser un peligro para los competidores, con para el pilotos la obligación de continuar conduciendo a baja velocidad, sin adelantar, mientras los autos en cuestión no se salgan de la pista. Esta situación duró ocho asaltos.

Luego, durante las primeras seis horas de carrera, el número 5 y el número 1 compitieron con vueltas rápidas, vueltas en boxes ultraeficientes y una gestión de combustible con precisión de mililitros en el tanque. Y mientras tanto, el igualmente veloz YART Yamaha comenzaba su ascenso. Y después de ocho horas, y Sylvain Guintoli, uno de los tres pilotos de SERT, se quedó sin combustible, afortunadamente para el equipo, justo al lado de la entrada al pit, el FCC TSR estaba en cabeza de la carrera. Pero la Honda tuvo problemas técnicos durante la noche. Tuvimos que volver a boxes por primera vez para reparar el selector. ¡Luego un segundo para reemplazar el silenciador, que había comenzado a colgar! Y para colmo, el equipo recibió una sanción del director de carrera.

El conjunto de estos hechos hizo que SERT tomara la delantera, seguido pronto en segundo lugar por YART, que ya era quinto cinco horas después del inicio de la carrera.

En cuanto al BMW del equipo oficial, el número 37, también estaba en cabeza, pero una piedra que se clavó en el radiador se apoderó de la máquina vencedora. Y provocó que la temperatura del motor aumentara. El piloto en el manillar en ese momento tardó en volver a boxes, animado como estaba por una instrucción dada por su equipo de no tener demasiado en cuenta las indicaciones del sensor de temperatura. Esta sonda parece que ya hizo de las suyas el año pasado durante la última carrera del campeonato, como máximo. Carrera ganada por el BMW World Endurance Racing Team, precisamente. Pero en Le Mans, en 2022, el problema fue diferente y la moto se recalentó. Cuando los mecánicos pudieron ponerle las manos encima, el daño ya estaba hecho y era demasiado tarde. ¡Abandonar!

La Ducati del equipo ERC. Terminó la carrera con una buena remontada, pero demasiado tarde para un top 10.

La Kawasaki número 11 (SRC, equipo oficial), que acababa de recibir una nueva versión de la ZX-10R, desarrollada especialmente para la resistencia basada en el último modelo (2021), al igual que la BMW número 37, pudo mantenerse en el top 5 en el primer tercio de la carrera. Luego también experimentó problemas técnicos y tuvo que regresar a boxes. La reparación tomó más de una hora, el resorte de la válvula se rompió, hubo que reemplazar parte del motor. En estas condiciones, sus posibilidades de subir al podio se redujeron considerablemente.

Honda número 5 del equipo oficial FCC TSR Honda Francia.

Mismo problema también para la Ducati oficial (la única moto de esta marca en el paddock) del equipo ERC, número 6. Muy rápida en la salida de carrera, sufrió un choque con la moto de un rezagado, luego de un técnico problema probablemente relacionado, y finalmente recibió una penalización porque uno de sus tres pilotos, el experimentado David Checa, no se detuvo inmediatamente al borde de la pista cuando ondeaba la bandera negra con círculo naranja, sino que se tomó el tiempo para volver a boxes. – probablemente no había visto la bandera. Había una pequeña fuga de aceite saliendo de su motor.

Al final, la Kawasaki número 11 y la Ducati número 6 finalizaron la carrera en los puestos decimoquinto y decimoctavo.

La Yamaha oficial (YART) en medio de una rápida parada en boxes.

Por lo tanto, el final de la carrera se decidió únicamente entre el SERT y el YART, el equipo Suzuki constantemente por delante de su oponente por una o dos vueltas, y las dos máquinas registraron tiempos muy similares y muy rápidos. El equipo Suzuki estaba logrando ahorrar mejor los neumáticos y hacer paradas en boxes un poco más rápido. Y que los tres pilotos Sylvain Guintoli, Gregg Black y Xavier Siméon no cometieron ningún error, lo que significa que su equipo pudo mantener la ventaja durante las últimas cinco horas del evento y ganó las 24 horas de Mans con estilo, repitiendo su victoria del año pasado!

La Suzuki número uno del SERT, el equipo vigente campeón del mundo.

La carrera estuvo a punto de acabar de nuevo por una intervención de los Safety Cars, que sólo dejaron reanudar la carrera a pocos minutos del final.

Para Yamaha, este segundo puesto es ciertamente frustrante, pero también alentador. Por varias razones, incluyendo un poco de mala suerte, ¡este equipo no ha podido completar una carrera de 24 horas en dos años!

El Honda número 5 cruzó la meta en tercera posición, varias vueltas por detrás del YART Yamaha. El resto de los cinco primeros fueron íntegramente para equipos de la categoría Superstock, ya que la Yamaha del equipo Viltaïs (33, EWC), tercero, luego cuarto en las últimas cinco horas, tuvo que retirarse al final de la carrera.

Y precisamente, en Superstock, cuatro equipos hicieron que el suspenso durara casi hasta el final: el equipo Sapeurs Pompiers (Yamaha número 18), el Suzuki número 44 del equipo italiano No Limits, el Kawasaki del equipo Louit (número 44), y la Honda de Nacional Motos!

Dentro del equipo de National Motos, era claro que Sébastien Suchet era el más rápido de los tres pilotos, pero Valentin y Guillaume Raymond, su compañero de equipo, en National, tampoco se quedaron atrás en la pista. Sin embargo, después de una hora de carrera, el equipo estaba bastante lejos, más allá del puesto 30, luego su consistencia valió la pena y una hora más tarde, ya estaba en el puesto 15. Siguió progresando, hasta llegar al top 6 al final de la tarde. Fue entonces cuando las luces del Honda se atenuaron con Valentin Suchet a los mandos. El piloto tuvo que volver al box de Nacional Motos para que cambiaran eso, lo que hizo descender al equipo en la clasificación.

Los tres integrantes del equipo y el equipo no perdieron la concentración, se recuperaron. Antes de vivir una nueva inquietud en la mañana del domingo, ligada en particular al seleccionador. Rebelotte, por tanto, paso a manos de los mecánicos, vuelta a la pista, y nueva remontada para Nacional Motos. Los hermanos Suchet y Guillaume Raymond conseguirán volver a la Kawasaki número 8 (EWC) del Team Bolliger Suiza, y luego a otra Kawasaki, la número 33. Su ritmo será más o menos equivalente al de los pilotos de la Suzuki número 44, la National Motos. La bicicleta del equipo se mantendrá en el sexto lugar. Esto por lo tanto corresponde al tercer lugar en la categoría Superstock.

NacionalLos tres pilotos del equipo Nacional de Motos, Valentin Suchet (extremo izquierdo, traje Ixon blanco y negro), Guillaume Raymond y Sébastien Suchet (a la derecha, piloto de actumoto.ch) en el podio de Superstock, con el líder del equipo, Stéphane Haddadj (maillot azul) .

El equipo Bolliger (un equipo suizo, pero sin piloto suizo por el momento), terminará octavo, detrás de Louit Motos.

Había otros dos pilotos suizos en esta carrera, además de los hermanos Suchet en National Motos. El Yverdonnois David Chevalier, que había pasado la última temporada con el equipo Falcon Racing (Yamaha, SST, 121), está de regreso para 2022. Él y su equipo pelearon bien y estaban en el puesto 14 cuando, a 15 minutos del final, el motor rompió. Abandono allí también, más que frustrante. Pero bonita carrera.

En cuanto a Robin Mulhauser de Friburgo, actual miembro de YART como piloto de reemplazo (lea nuestro artículo), había sido “cedido” al Wojcik Racing Team (Yamaha, EWC, número 77), para reemplazar a uno de sus pilotos, que era enfermo. . También se contrató a otro suplente, el húngaro Balint Kovacs. Debéis saber que el Wojcik tenía reservado a otro suizo, el campeón de Supersport 2019, Randy Krummenacher. ¡Pero este último tuvo que renunciar, afectado por una fatiga persistente debido al largo Covid!

Mulhauser, por tanto, estaba en la fila de los pilotos inscritos con el Yamaha número 77. Al igual que el 7 de Yart y el 96 de Moto Ain, tuvo un arranque más o menos fallido. Luego, después de varios intentos de volver a subir, que tuvieron éxito, pero luego se vieron frustrados por problemas técnicos, el domingo por la mañana, Robin no pudo hacer nada para evitar una gran caída después de resbalar en un rastro de aceite. La moto estaba muy dañada, el piloto muy aturdido (pero afortunadamente nada grave), y el equipo muy desanimado. Ellos también se dieron por vencidos.

La próxima carrera del Campeonato del Mundo de Resistencia de 2022 serán las 24 Horas de Spa, en Bélgica, del 4 al 5 de junio. El equipo Nacional de Motos estará allí, por supuesto. Es también el regreso en este campeonato, y en el mundo del motociclismo internacional, del circuito de Spa, que además ha sido significativamente remodelado para la ocasión. Más información en el sitio web del Campeonato FIM EWC.

Fotos: RD

Fuente fimewc.com